Google+ Followers

sábado, 7 de septiembre de 2013

PLANTAS MEDICINALES PARA RELAJARNOS

La ansiedad y el nerviosismo casi siempre son síntomas de una forma de vida equivocada, una depresión o algún otro trastorno emocional de fondo al que debemos prestar atención ya que por supuesto no desaparecerá “anulando” nuestro sistema nervioso y durmiendo nuestros sentidos. Para solucionar el verdadero problema de fondo, podemos recurrir a psicoterapeutas y expertos en meditación y yoga, que nos ayuden a controlar nuestra respiración y nuestras emociones mientras solucionamos nuestros problemas emocionales. El masaje shiatsu también supone una gran ayuda para relajar el sistema nervioso.  Igualmente la persona tiene que resolver sus conflictos personales que son la causa de su ansiedad y estres cotidiano.

Plantas medicinales relajantes

Existen varias plantas medicinales con extraordinarias propiedades calmantes de nuestro sistema nervioso pero todas estas que os recomendamos tienen un efecto leve o moderado, de tal manera que administradas adecuadamente no suponen riesgo para salud, no crean adicción, no producen “efecto rebote” y suponen una extraordinaria ayuda para relajar nuestro sistema nervioso.Pasiflora:
La acción de la pasiflora se centra en el sistema nervioso central por lo que su acción afecta también al sistema muscular relajándolo. Todos los dolores que estén relacionados con el sistema nervioso se atenúan con el uso de la pasiflora, por ejemplo los dolores de cervicales por una mala posición y la tensión y carga que supone a los músculos de esta zona y la rigidez muscular. También esta indicada en casos de dolores menstruales y cefaleas.
Administración: una manera muy recomendable de consumir el pasiflora es en tintura. Esto es su extracto puro conservado en agua y alcohol, sin ningún aditivo y sin haber sufrido ningún proceso que haya reducido su potencial. Las tinturas se toman en gotas disueltas en zumo natural, agua o infusión.




Ginseng:
Una de sus cualidades más importantes es la de mantener el equilibrio entre el yin y el yang del organismo. A diferencia de lo que se cree habitualmente, el ginseng no produce excitación o nerviosismo, sino que equilibra la energía del cuerpo, estimulando en casos de depresión, tristeza o agotamiento, y produciendo un efecto sedante en casos de estrés o ansiedad.
Administración
: una manera muy recomendable de consumir el ginseng es en tintura. Esto es su extracto puro conservado en agua y alcohol, sin ningún aditivo y sin haber sufrido ningún proceso que haya reducido su potencial. Las tinturas se toman en gotas disueltas en zumo natural, agua o infusión.
Pero no es recomendable a las personas con problemas cardiacos o con episodio de esquizofrenia u otras enfermedades psiquicas.

Hierbaluisa:
La hierbaluisa tiene muy buenas propiedades relajantes, se utiliza tanto para problemas de estrés, ansiedad, insomnio o nerviosismo en general. También se consume por sus propiedades digestivas, es una planta carnitiva, es decir, elimina los gases intestinales, y antiespasmódica, por lo que ayuda a conseguir una buena digestión y evitar o aliviar los cólicos.

Administración
: Sus hojas frescas se suelen utilizar para condimentar muchos platos, ensaladas o aderezar zumos y limonadas, pero sobre todo se utilizan sus hojas secas para la elaboración de infusiones, ya que el agua caliente ayuda también a relajar los espasmos intestinales, los cólicos, y ayuda a conseguir la calma en general. Por su aroma a limón, combina muy bien con manzanilla, la valeriana o la menta poleo.

Hipérico
También es conocido como “planta de San Juan”. Contiene flavonoides, ácido ascórbico, cineol, pineno, taninos, limoneno... pero el compuesto que le otorga su valor terapéutico más notable es la hipericina. La hipericina inhibe la acción de la enzima “dopamina b-hidroxilasa”, lo que provoca un aumento de la dopamina y la serotonina (mejora el humor) en el organismo a la vez que disminuye la cantidad de adrenalina, por lo que se convierte en un tratamiento de naturopatía muy habitual para casos de ansiedad y depresión.

Administración
: La forma más recomendada de consumir hiérico es en forma de aceite puro. El aceite de hipérico se puede utilizar vía externa, para realizar masajes lentos sobre la piel, en estado puro o combinándolo con aceite esencial puro de ylang ylang o palmarosa. También se puede ingerir siempre que sea puro y de cultivo ecológico, para conseguir un mayor efecto sobre el sistema nervioso (tristeza o dolor), por ejemplo se puede tomar una cucharadita sola o disuelta en una infusión o zumo, 2 ó 3 veces al día.


 

Valeriana:
Las flores de valeriana son el remedio más popular para el tratamiento del estrés. Tiene efectos Tranquilizantes, especialmente indicada para el descanso y para conciliar el sueño. También se recomienda para aliviar los dolores producidos por la menstruación.
Administración: Aunque se suele consumir en cápsulas ya que resulta un remedio barato y accesible, debemos destacar que para realizar estas cápsulas o pastillas, la valeriana habrá sufrido tantos procesos industriales, que habrá perdido su esencia natural. Por eso, una manera muy recomendable de consumir valeriana es infusión, a partir de su raiz seca.

Albahaca:
Es un aromatizante ideal para ensaladas, quesos o pastas y contiene propiedades digestivas, ya que relaja el sistema nervioso local. Es decir, tomar una infusión de albahaca o una ensalada con albahaca resulta un buen remedio para calmar los “nervios en el estómago”.

Tila:
La tila es un extraordinario remedio contra el nerviosismo. Se suele utilizar en forma de infusión de sus flores, y combina muy bien con la valeriana, con la hierbaluisa o la manzanilla.

Espino blanco:
Sobre todo, podemos destacar su acción cardiovascular, ya que actúa como hipotensor (reduciendo la tensión arterial) y mejorando la circulación sanguínea gracias a que ayuda al corazón a bombear la sangre con más fuerza. Pero también cabe destacar su efecto sedante del sistema nervioso simpático (actos voluntarios), por lo que se suele administrar para casos leves de ansiedad, nerviosismo o incluso tos nerviosa.

Administración
: una manera muy recomendable de consumir el espino blanco es en tintura. Esto es su extracto puro conservado en agua y alcohol, sin ningún aditivo y sin haber sufrido ningún proceso que haya reducido su potencial. Las tinturas se toman en gotas disueltas en zumo natural, agua o infusión.

Amapola:
Los alcaloides de la amapola son rhoeadina, rearrubina y reagenina, se encuentran en alta concentración en sus pétalos y tallo y tienen propiedades sedantes, por lo que es muy utilizada en casos de insomnio, ansiedad, depresión, nerviosismo, etc.
También contiene mucílago, que es un antitusivo, y por eso y su efecto calmante también se puede utilizar para paliar cualquier trastorno derivado de una alteración nerviosa, por ejemplo, la tos seca, o algunos dolores de estómago, o dolor de muelas.
Administración: De la amapola se sueles consumir sus flores secas para aderezar ensaladas o para realizar infusiones junto con otras plantas relajantes, por ejemplo hierbaluisa o valeriana.


Melisa:
También es conocido como toronjil. Su nombre "melisa" proviene del griego, que significa "abeja", ya que esta planta atrae a muchos insectos, entre ellos las abejas que realizan un miel muy rica con su polen. Su propiedad predominante es la relajante, por lo que se utiliza comúnmente en casos de estrés, problemas de insomnio o ansiedad. Tiene también efectos antiespasmódicos, es decir, que viene muy bien en caso de esfuerzos físicos, para aliviar la tensión muscular, y también para aliviar los espasmos del aparato digestivo.

Palmarosa:
Su aroma se asemeja al de la rosa, pero con un toque más fresco. Es sedante y relajante y se aconseja para casos de ansiedad. Además tiene un alto contenido en Geraniol, como la rosa, el geráneo o el limón, con acción desinfectante y expectorante.
Administración: La palmarosa se suele utilizar en aceite esencial puro, es decir, su extracto puro y de alta concentración. Se utiliza en gotas, por ejemplo 1 ó 2 gotas disueltas en aceite de hipérico para masajear el pecho ayudará a calmar la ansiedad.



Lavanda:
Su olor es muy agradable. Alivia y relaja los nervios. Indicado en casos de tensión, insomnio, estrés o ansiedad. También tiene propiedades antiespasmódicas, antisépticas y diuréticas.

Administración
: La lavanda se suele utilizar en aceite esencial puro, es decir, su extracto puro y de alta concentración. Se utiliza en gotas, por ejemplo 3 ó 4 gotas disueltas en aceite de hipérico o almendras para masajear el pecho ayudará a calmar la ansiedad.
También se puede ingerir, por lo que se suelen consumir sus flores secas para realizar infusiones o tisanas.





Ylang ylang:
Tiene propiedades relajantes y a la vez estimulantes, por lo que es un aceite muy utilizado en casos de depresión o tristeza ya que por un lado ayuda a la relajación, calma la ansiedad y las palpitaciones y ayuda a descansar por la noche, y por otro lado, su aroma penetrante y dulce mejora el ánimo y ayuda a estimular sensaciones positivas.

Administración
: El Ylang ylang se suele utilizar en aceite esencial puro, es decir, su extracto puro y de alta concentración. Se utiliza en gotas, por ejemplo 1 ó 2 gotas disueltas en aceite de hipérico para masajear el pecho ayudará a calmar la ansiedad.
Publicar un comentario