Google+ Followers

miércoles, 23 de octubre de 2013

Enfermedad de Bright


ENFERMEDAD DEL RIÑÓN



Los riñones eliminan las materias de desecho del cuerpo, mantienen el equilibrio químico del organismo y contribuyen al equilibrio del agua en el mismo. Son varias las enfermedades que pueden afectar a los riñones. Los riñones pueden sufrir daño por exposición a algunos medicamentos o toxinas, entre ellos metales pesados, solventes, agentes quimioterapéuticos, veneno de serpiente o de insecto, hongos venenosos y pesticidas. 
  La alteración de la función renal también puede deberse a otras enfermedades, como diabetes, lupus, hipertensión crónica, anemia de células falciformes (sicklecell anemia) y enfermedades del hígado.
La enfermedad de Bright es una enfermedad de los riñones que se caracteriza por la presencia de proteína sanguínea en la orina, junto con hipertensión y edema (retención de agua en los tejidos). La glomerulonefritis es la inflamación de los elementos de filtrado de los riñones. El origen de esta enfermedad puede ser una reacción inmunológica a alguna infección, como infección de la garganta por estreptococos. La pielonefritis es una infección de los riñones causada por un defecto de nacimiento. Tanto la glomerulonefritis como la pielonefritis pueden ser crónicas o agudas, y ambas pueden revestir gravedad.
 La hidronefrosis es una condición en la cual los riñones y la pelvis renal (la estructura que recibe la orina de los riñones) se llenan de orina debido a obstrucción del flujo urinario. La enfermedad renal poliquística (PKD, por sus siglas en inglés) es una enfermedad hereditaria en la que los riñones quedan inhabilitados por el crecimiento de quistes en ellos. Los cálculos renales son acumulaciones de minerales (especialmente calcio) en los riñones. En la acidosis tubular renal, los riñones no reabsorben normalmente el bicarbonato; en consecuencia, se altera tanto la producción de amoníaco como la excreción de ácido. Esto puede dar por resultado acidosis severa, agotamiento del potasio y trastornos óseos. El síndrome nefrótico no es una enfermedad, pero puede ser señal de que existe una enfermedad renal. Se caracteriza por edema y exceso de proteína en la orina, y puede ser causado por inflamación de los glomérulos (pequeñas estructuras renales compuestas de vasos capilares) o por enfermedades crónicas, como diabetes o lupus.
Cuando los riñones no excretan adecuadamente la sal y otros desechos, los fluidos se acumulan en el cuerpo y se desarrolla edema. Los tobillos y las manos se hinchan y al enfermo le cuesta respirar. Los desechos tóxicos se acumulan en el torrente sanguíneo por el mal funcionamiento de los riñones. Esta condición se denomina uremia. Entre los síntomas de problemas renales están escalofríos, fiebre, urgencia urinaria, retención de fluido (sensación de llenura), dolor abdominal, inapetencia, dolor de espalda, náuseas y vómito. La orina puede verse turbia o puede contener sangre. El dolor de espalda, que suele ser súbito y severo, se presenta usualmente encima de la cintura y baja hacia la ingle.
Los siguientes suplementos ayudan a controlar las infecciones del tracto urinario y a que los riñones funcionen adecuadamente
 A menos que se indique otra cosa, las dosis que se recomiendan a continuación son para personas adultas. La dosis para los jóvenes de doce a diecisiete arios debe equivaler a tres cuartas partes de la cantidad recomendada; la de los niños de seis a doce años, a la mitad y la de los menores de seis arios, a la cuarta parte.
MEDICINA NATURAL :

Propiedades del buchú

Propiedades buchuEl buchú no es una planta tan conocida como es el caso, por ejemplo, del diente de león, la cola de caballo o la manzanilla. Pero son muchas las propiedades del buchú.
Es una planta que pertenece a la familia de las Rutaceace, y se conoce científicamente con el nombre de Agathosma betulina.
Se trata de una planta especialmente indicada en caso de infecciones del aparato tanto genital como urinario. Por ello, se convierte en un remedio ideal cuando existe cistitis, prostatitis o uretritis.
  • El té de buchu es provechoso. No se debe dejar hervir.
  • Las semillas de apio y de perejil son diuréticos naturales. Cuando se toman al mismo tiempo son particularmente beneficiosas para controlar los niveles altos de ácido úrico de la sangre. Consumir gran cantidad de proteína de origen animal aumenta el riesgo de presentar niveles altos de ácido úrico. Estas dos hierbas sirven para mantenerlo bajo control.
  • Las cranberries contienen sustancias que aumentan la acidez de la orina, destruyen la acumulación de bacterias y promueven la curación de la vejiga. Tome por lo menos 8 onzas de jugo de cranberry tres veces al día. Tome solamente jugo puro y sin endulzar . No reemplace el jugo puro por cranberry juice cocktail, pues contiene grandes cantidades de azúcar. Si no consigue jugo natural de cranberry, utilice cápsulas de cranberry.
  • El cranberry (o arándano americano) cuenta con propiedades que podrían recuperar el bienestar urinario, ayudar de manera natural a aliviar los síntomas de la cistitis.

  • DANDELION /  DIENTE DE LEON 

  • El extracto de raíz de dandelion ayuda a eliminar los productos de desecho de los riñones y es muy provechoso para la nefritis.

  • HortensiaLas plantas de  hydrangea (hortensia ) y uva ursi son excelentes diuréticos naturales. Una de las medidas más importantes para que el tracto urinario se mantenga sano es ayudarle a lavarse. Vaciar el tracto urinario impide que depósitos nocivos de calcio y otras sales minerales formen obstrucciones. Además, como la hierba uva ursi es ligeramente germicida, si hay bacterias las puede destruir.
  • Recomendaciones
  • Su dieta debe componerse en un 75 por ciento de alimentos crudos. Consuma ajo, papa, espárrago, perejil, berros, apio, pepinos, papaya y banano. las semillas de pumpkin ( semillas de calabaza )  también son provechosos. 
  • A fin de que pase rápidamente por el organismo, la sandia  no se debe consumir junto con otros alimentos. Si permanece demasiado tiempo en el organismo, se empiezan a formar toxinas. Consuma, además, brotes y la mayoría de los vegetales verdes.
  • Incluya en su dieta legumbres, semillas y soya. Estos alimentos contienen el aminoácido arginina, que es provechoso para los riñones.
  • Reduzca su consumo de potasio y fosfatos. No utilice sal ni potassium chloride, un sustitutivo de la sal. Evite también las hojas de remolacha, el chocolate,  los huevos, el pescado, la carne, la espinaca, el ruibarbo,  y el té.
  • Si tiene síntomas de problemas renales, especialmente si tiene sangre en la orina o dolor de espalda severo, visite a su médico lo más pronto que pueda. Es posible que requiera tratamiento médico.
  • Tome entre 6 y 8 onzas de agua destilada al vapor cada hora durante su tiempo de vigilia. Tomar agua de buena calidad es esencial para el correcto funcionamiento del tracto urinario.
  • Reduzca su consumo de proteína de origen animal, o elimínela por completo de su dieta. Las dietas ricas en proteína animal estresan los riñones. La acumulación excesiva de proteínas puede conducir a la uremia. El organismo utiliza más fácilmente la proteína cuando ha sido descompuesta en aminoácidos en estado libre. Otras buenas fuentes de proteína son guisantes, frijoles, lentejas, millet, soya y granos enteros.
  • Evite todos los productos lácteos excepto los productos agrios, como yogur lowfat, buttermilk y cottage cheese.
  • . Durante ese período, tome 1.000 unidades internacionales de vitamina E y 75.000 unidades internacionales de vitamina A en emulsión.
  • Nota: Si está embarazada, no tome más de 10.000 unidades internacionales de vitamina A diariamente.
  • Durante tres días haga un ayuno de limpieza a base de jugos, y hágase enemas 
  • Si está tomando antibióticos para algún problema de los riñones, no tome suplementos de hierro mientras no se haya curado completamente.
Aspectos para tener en cuenta
  • Para determinar si hay problemas renales, el médico puede hacer pruebas para ver los niveles de albúmina (proteína, calcio, creatinina — el desecho de las células musculares —, hemoglobina — si los riñones no funcionan adecuadamente pueden bajar los niveles de hemoglobina — fósforo, potasio y úrea — los restos de la proteína ingerida).

  • El plomo y otros venenos metálicos son muy perjudiciales para los riñones. Toda la gente que trabaja con plomo o que está expuesta regularmente al plomo debe tomar precauciones para proteger sus riñones. 
  • Si usted tiene diabetes, exceso de azúcar en la sangre, hipertensión o antecedentes familiares de enfermedades renales, es posible que aumente su predisposición a sufrir trastornos renales.

  • Un estudio publicado en la revista especializada Journal of Nutritional and Environmental Medicine mostró que el tratamiento con la coenzima Qi0 disminuye el avance de las enfermedades renales y revierte la disfunción renal en una mayoría de los pacientes en las fases finales de la enfermedad.
  • Algunas enfermedades infecciosas, como el sarampión, la fiebre escarlata y la amigdalitis, pueden causarles daño a los riñones cuando no se tratan adecuada y completamente.
  • Un estudio realizado por el departamento de farmacéutica de la Universidad de Chiba, en Japón, encontró que la spirulina reduce el envenenamiento de los riñones producido por mercurio y drogas. Investigadores descubrieron que utilizar spirulina puede disminuir los efectos adversos que algunos medicamentos producen en los riñones.
  • Los tratamientos a base de hormona del crecimiento humano pueden mejorar la función renal. 
  • Las infecciones recurrentes del tracto urinario pueden ser indicio de alguna enfermedad grave.
  • Si usted presenta infecciones con mucha frecuencia, consulte con su médico.
  • Tomar dosis altas del analgésico ibuprofeno (Advil y Nuprin, entre otros medicamentos) puede conducir a disfunción renal.
  • Como antibiótico natural es recomendable el ( msm dióxido de cloro) para cualquier enfermedad infecciosa, sus efectos son inmediatos.
  • Enlace Andrea kalcker en facebook.
Publicar un comentario