Google+ Followers

martes, 23 de abril de 2013

ARTROSIS M.T.C.



MEDICINA CHINA PARA LA ARTROSIS


   La artrosis también denominada osteoartritis es la condición articular más frecuente que encontramos debida al proceso de envejecimiento articular. Aunque las causas de la artrosis no son todavía completamente conocidas, hay un vínculo evidente entre su proceso, el envejecimiento y las costumbres de vida. Otro factor que puede llevar a la artrosis es el sobrepeso que incrementa el riesgo de lesión a la columna vertebral y las articulaciones del miembro inferior.
Las fracturas u otras lesiones pueden causar artrosis más adelante en el curso de la vida. Ciertas posiciones repetitivas, como arrodillarse o acuclillarse, ponen en riesgo las articulaciones., así como ciertos deportes que implican el impacto directo sobre ciertas articulaciones –fútbol, baloncesto, etc-.
El deterioro progresivo del cartílago deja la articulación sin protección, ocasionando la fricción de los huesos entre ellos, lo que produce inflamación y dolor. Esta inflamación se instala y progresivamente alcanza a los tejidos vecinos a la articulación. A largo plazo el deterioro y la inflamación de las articulaciones lleva a una limitación progresiva de los movimientos, dejando al paciente incapacitado en muchos de los actos de la vida cotidiana.
Dolor y rigidez en las articulaciones son los síntomas más frecuentes. El dolor tiende a aumentar cuando el paciente hace esfuerzo o utiliza su articulación, pero también se recrudece en la noche causando insomnio. El dolor suele volverse siempre más severo con el tiempo hasta llegar a un grado insoportable. Parte de los pacientes se despiertan por la mañana con una rigidez matinal que permanece durante un cierto tiempo y desaparece al moverse.

El papel de la acupuntura

El primer punto importante es la acción analgésica y antiinflamatoria de la acupuntura. Es decir que desde la primera sesión de acupuntura el paciente siente la disminución evidente del dolor. Al igual de los fármacos antiinflamatorios, la acupuntura logra la reducción o el control del dolor, pero con una ventaja que es la ausencia de efectos secundarios. En caso de artrosis leve, de reciente evolución, la acupuntura permite evitar la medicación para controlar el dolor y cuando no es posible se podrá resolver el dolor con un analgésico  natural como( Harpagofito y Arnica  )  porque la acupuntura ya se ha encargado de reducir la mayor parte del dolor.
En el caso de una artrosis severa, cuando el paciente ya es sometido a una medicación antiinflamatoria importante, el papel de la acupuntura es de concurrir en el proceso antiinflamatorio de manera que se pueda lograr la reducción de la dosificación farmacológica con el objetivo de que el paciente pueda llegar a controlar el dolor .
La acupuntura actúa como miorelajante restituyendo, no solo una función normal del musculo, sino también restableciendo los movimientos normales de la articulación. La tercera acción decisiva de la acupuntura es la potente acción ansiolítica. El dolor, cuando es severo o de larga evolución, tiene un fuerte potencial ansiógeno añadiendo a esta enfermedad ya debilitante por sí misma, una carga adicional. La ansiedad influye sobre el dolor, el sueño y debilita el estado general aumentando una tendencia a la aceleración de la evolución. El tratamiento de la artrosis con la acupuntura comprende una componente ansiolítica importante que permite mejorar el sueño.

Dr. Federico Marmori Clínicas Guang An MenEscuela Superior de Medicina Tradicional China



Añadir leyenda


ALGUNOS REMEDIOS DE USO   EN HOMEOPATÍA:
          
        PARA LA ARTROSIS

APIS MELLIFICA: hinchazón edematosa de las manos. Gota. Nódulos gotosos o artríticos en las extremidades, sobre todo en las articulaciones de los dedos de las manos. Articulaciones hinchadas, tensas, brillantes, muy sensibles al menor contacto. Los dolores son punzantes y ardientes, quemantes. Sinovitis de las rodillas. Empeora por el calor, por el calor radiante (las estufas le producen escalofríos), por el calor de la cama, en una habitación calurosa, por abrigarse. Está mejor por el frío local, por el agua fría y por el baño frío. Los trastornos de Apis sobrevienen con gran violencia y rapidez.

ARGENTUM NITRICIUM: tiene dolor lumbar, empeora al levantarse de estar sentado, mejora parado o caminando. Tiene dolores nocturnos en la columna. Los dolores son como por espinas o astillas. Tiene gran deseo de aire libre. Está peor por el calor del ambiente, de la estufa, de la habitación, de la cama, etc. Está mejor por aplicaciones frías o bañándose con agua fría, y caminando al aire libre. Está peor acostado del lado derecho.

BENZOICUM ACIDUM: gota. Concreciones, tofos y nódulos gotosos que afectan todas las articulaciones, especialmente rodillas, muñecas, manos, dedos y dedos gordos. Los dolores son desgarrantes, punzantes, con rubor e hinchazón de las articulaciones. Está peor de noche. Tiene crujidos al menor movimiento.

BRYONIA: los dolores son punzantes, predominan en el lado derecho. Dolor reumático en la espalda, al moverse o al toser. Dolor lumbar al darse vuelta en la cama, le es imposible. Rigidez dolorosa de la nuca. Artritis con dolor, enrojecimiento e hinchazón, especialmente en rodillas y pies, codos, manos y dedos.  Está peor por el movimiento, por los esfuerzos físicos o por caminar, al tocarlo; tiene aversión al movimiento. Está mejor por el reposo, acostado en la cama, acostado de espaldas y acostado sobre el lado dolorido, y por la presión.

CALCÁREA CARBÓNICA: dolor de espalda en tiempo húmedo, estando sentado, en la zona lumbar. Dolor sacro-lumbar al levantarse de una silla. Rigideces por levantar cosas pesadas. Nódulos artríticos en las articulaciones de las dedos.  Está peor por esfuerzos físicos, por esfuerzos de músculos y tendones al levantar pesos, por caminar, por aplicaciones húmedas o por el tiempo húmedo, por mojarse o por mojaduras, por cambios de tiempo (en otoño). No tolera la ropa ajustada. Mejora aflojándose la ropa. No tolera el frío. Mejora con el tiempo seco. Gota.


CARTÍLAGO: remedio organoterápico preparado con cartílago de diferentes articulaciones según indicación, en preparación homeopática. Muy indicado en los casos en que ya se está produciendo la destrucción del mismo; también para todo tipo de dolores: de cadera, de rodilla, de codo, de hombro, etc.

COLCHICUM:
Dolores agudos,tironeantes, desgarrantes, presivos. Los dolores afectan huesos y tejidos profundos cuando el aire es frío; van de izquierda a derecha. En las articulaciones los dolores son erráticos, de una a otra, de abajo hacia arriba.  Mejoran en tiempo caluroso, estando acostado o sentado, por el calor.  Empeoran al anochecer y de noche, apenas lo tocan y por el movimiento, por el frío húmedo, por mojarse o bañarse, en otoño y en primavera, acostado del lado izquierdo, caminando.

KALMIA: dolores reumáticos o gotosos, agudos o crónicos, como secuela de trastornos cardíacos. Dolores en hombro y brazos, con crujidos en el codo. Dolores desgarrantes desde la cadera derecha hacia abajo.  Dolores fulgurantes, que cambian de lugar bruscamente, acompañados de gran debilidad. Dolores que van desde arriba hacia abajo, con adormecimiento de la parte afectada. Las articulaciones están calientes, rojas e hinchadas. Peor por el movimiento y por el frío, y en la primera mitad de la noche. Mejora comiendo.

LEDUM PALUSTRE: es uno de los principales remedios del reumatismo, y especialmente de la gota, tanto agudos como crónicos. Los dolores son punzantes, desgarrantes, en articulaciones, sobre todo las pequeñas, son nódulos o tofos que duelen y crujen por el movimiento. Los dolores cambian de sitio bruscamente, saltando de una articulación a la otra, y siempre de abajo hacia arriba, comenzando por los pies. Está peor de noche, por el movimiento y por el calor de la cama, por cubrirse o taparse. Está mejor por el reposo, por el frío local, por el baño frío, poniendo los pies y las piernas en agua fría o helada, a pesar de que las articulaciones, pálidas e hinchadas, están frías al tacto. Gota aguda y crónica en las articulaciones, especialmente en rodillas, tobillos y pies, sobre todo en el dedo gordo. Peor al caminar y por la mañana, con dolores de dirección ascendente. Dolores en las manos, en las falanges, por la menor presión. Dolor reumático en la articulación de la cadera derecha, peor al moverse. Rodilla rígida, con crujidos al caminar.

LYCOPODIUM: afecciones reumáticas que van de derecha a izquierda. Nódulos artríticos, sobre todo en dedos de las manos, con rigidez. Dolor de articulaciones, peor al empezar el movimiento. Rigidez artrítica en codos y muñecas. Dolor en miembros inferiores, peor sentado, mejor caminando o por el calor de la cama. Tienen un pie frío (el derecho) y el otro caliente. Los síntomas predominan del lado derecho. Tiene un horario de agravación característico: de 16 a 20 horas, y está mejor antes del mediodía. No tolera el contacto de la ropa ceñida, ni ropas abrigadas.

RHODODENDRON: dolores desgarrantes, neurálgicos o reumáticos en las extremidades (sobre todo en las superiores), a veces erráticos, con sensación de adormecimiento. Inflamación aguda de las articulaciones, con hinchazón, enrojecimiento y dolor, que salta de una articulación a otra. Reumatismo crónico, especialmente de pequeñas articulaciones y sus ligamentos. Está peor antes y durante las tormentas, o por cambios de tiempo, o por el frío húmedo, y en reposo, si lo tocan, a la noche, en primavera y otoño, por la presión.  Está mejor después de las tormentas, en tiempo estable y seco, por el movimiento o caminando, y por el calor local. Gota con despósito o nódulos fibrosos en la articulación del dedo gordo y en los dedos de las manos. Dolor en el tendón de Aquiles al caminar. 

RHUS TOXICODENDRON: dolores reumáticos, crujidos en las articulaciones. Rigidez dolorosa de los miembros. Está peor por el reposo, estando acostado, al comenzar el movimiento después de estar quieto, y los dolores van mejorando a medida que el movimiento prosigue, está peor por el frío, por el frío húmedo, por el baño frío, por el aire frío, por el tiempo húmedo o lluvioso, en tiempo nublado, en otoño, por corrientes de aire, acostado sobre el lado dolorido, por levantar cosas pesadas. Está mejor moviéndose o mientras se mueve o mueve la parte afectada. Gran deseo de cambiar de posición a cada rato, lo que le produce alivio. Está mejor en tiempo caluroso y seco, por el calor de la cama y de la estufa, o abrigándose mucho, por aplicaciones calientes, por fricciones. Gran sensibilidad al aire libre.
.

TRATAMIENTO NATURAL CON PLANTAS PARA LA ARTROSIS, ARTRITIS Y DOLORES DE LOS HUESOS.
En la medicina china siempre que hay problemas en los hueso es porque existe un deficiente funcionamiento de los riñones, estos los nutres y de hecho poseen la energía que sustenta al cuerpo físico toda su vida llamada la energía Jing.
Por eso cuando hay problemas en los huesos debemos actuar curando nuestros riñones y sobre todo se hace en fitoterapia a través de plantas que activan al riñón, le hacen eliminar líquidos, activan la diuresis y con ella la eliminación de sustancias toxicas como son los ácidos, especialmente el ácido úrico, tan implicado en los procesos degenerativos de los huesos.
Daremos un tratamiento, a modo de ejemplo, y explicaremos cómo actúan todas las plantas:
-Sauce: planta con efecto potente antiinflamatorio (posee ácido salicílico), mejora el dolor, tumefacción y rigidez de la articulación, se usa en artrosis, artritis, reuma, ciáticas y lumbagos
-Harpagofito; posee sustancias antiinflamatorias, además es diurético gran depurativo de la sangre, baja el ácido úrico y el colesterol, se usa en esguinces, luxaciones, cólicos intestinales, reuma
-Ulmaria o reina de los prados. Planta muy importante para combatir el reuma, de efecto antiinflamatorio, también posee ácido salicílico, es muy diurética, útil para eliminar el ácido úrico y la gota, es analgésica, ayuda a eliminar los cálculos renales, impide la formación de coágulos en la sangre
-Manzanilla dulce o amarga (ambas sirven): antiinflamatoria, antineurálgica, muy purificadora del aparato digestivo.
Todas las plantas citadas se tomaran mezcladas en infusión-decocción, se mezclan a partes iguales y se echa una cucharada sopera para un vaso de agua, se tomaran tres vasos por día , después de las comidas principales.
Añadiremos al tratamiento el extracto de grosellero negro, esta planta se tomara 30 gotas con un poco de agua, tres veces al día, y tiene la función de activar las glándulas internas unidas a los riñones (encima de ellos) llamadas las glándulas suprarrenales, es descongestiva, diurética, antiinflamatoria, mejora la circulación, combate todo tipo de alergias.
Todo este tratamiento completo ha de hacerse al menos dos meses para notar sus efectos de forma duradera.
Podemos ayudarnos con masajes externos con la esencia de romero y la de menta, para ello, y con una base de aceite vegetal, añadiremos cinco o seis gotas de cada una y activaremos con el masaje la circulación de la zona a tratar.
Que te sanes con las plantas!!!!!!


SUPLEMENTO MINERAL PARA LA REGENERACIÓN DEL CARTÍLAGO 

ÁCIDO HIALURONICO +COLÁGENO+CONDROITINA + GLUCOSAMINA+SILICIO+MAGNESIO
                                                  EN GRANDES CANTIDADES
                                                              ingeridos
EL ÁCIDO HIALURONICO  PUEDE SER TOMADO E INYECTADO EN LA ARTICULACIÓN AFECTADA CON UN RESULTADO  ASOMBROSO








ES EFECTIVO EL TRATAMIENTO CON ÁCIDO HIALURÓNICO EN LA ARTROSIS?

El ácido hialurónico es una terapéutica cada vez más utilizada en el tratamiento de la artrosis debido a sus propiedades analgésicas y como regenerador del cartílago articular. Sin embargo, hasta ahora no se había hecho un estudio objetivo para valorar su validez ya que sólo se valoraba por esquemas analógico-visuales que están muy condicionados por la subjetividad del paciente y del propio médico.
La revista española Rheuma, ha publicado un estudio llevado a cabo por médicos del Hospital Arnau de Vilanova de Valencia en el que valoran la efectividad de este tratamiento con un análisis funcional de la marcha, estudiando su patrón cinético ya que la artrosis modifica los patrones habituales de la marcha y condiciona la adquisición de posturas antiálgicas que se manifiestan en la cínica por la cojera. Si el ácido hialurónico es realmente útil, una vez aplicado, la marcha debe recuperar su simetría y patrones normales.
Se han valorado distintos parámetros cinéticos de la marcha como el apoyo del talón, propulsión y fuerza de frenado y de apoyo. Existen diferencias estadísticamente significativas entre los individuos sanos estudiados y los enfermos, sobre todo en el apoyo del talón y el despegue de la punta del pie así como en las fuerzas de frenado; sin embargo, no hay diferencias significativas en el tiempo de apoyo de cada pie que justifiquen la cojera. Una vez finalizado el tratamiento con ácido hialurónico, desaparecen las diferencias en la marcha entre los individuos sanos y los afectos de artrosis y se cree que es debido a su efecto analgésico. Aparece una importante mejoría funcional en las características de la marcha.
De este estudio se deduce que el tratamiento de la artrosis con ácido hialurónico intraarticular es efectivo y permite recuperar el patrón normal de la marcha
 


ACIDO HIALURONiCO
. - Introducción
En nuestra sociedad se comparte la obsesión por la juventud, se podría denominar
la cultura de la juventud, centrada especialmente en el enlentecimiento del proceso de envejecimiento. La mayor parte de las aproximaciones para impedir lo inevitable
han sido intrusivas y cosméticas: cirugía plástica, liposucción, inyecciones de Botox,
etc.
¿Cuál es el motivo de la preocupación por permanecer y parecer jóvenes?
Seguramente es la constatación de los efectos que el envejecimiento ha producido en nuestros ascendentes. No se desea envejecer ni parecer desgastado de manera prematura o quizás, se teme a la posibilidad de morir en edad temprana.
Actualmente, la mayoría de la población posee la esperanza de vida más elevada de toda la historia, aunque la mortalidad en edades tempranas continua siendo relevante. ¿Tendrá el organismo una fecha límite predeterminada genéticamente pese a que se utilicen estrategias para posponer lo inevitable? ¿Disponemos de
maneras para volver a establecer esta fecha límite y vivir más y saludablemente?
 

Las enfermedades crónicas degenerativas tienen una mayor incidencia en la población de más edad. La artritis, las enfermedades cardíacas y el cáncer contribuyen a la discapacidad global y a la reducción de la calidad de vida.

ACIDO HIALURONICO
 
La batalla contra el tiempo

La eficacia de la glucosamina, la condroitina, los ácidos grasos esenciales omega 3, el harpagofito, y otros suplementos administrados para combatir la inflamación y
tratar la artritis es ampliamente conocida. ¿Se dispone de otros suplementos que
puedan contribuir a mejorar el dolor y otros efectos del envejecimiento?
 - Ácido hialurónico Pensemos en un suplemento que pudiera contribuir a conseguir:
- Piel con aspecto juvenil y con menos arrugas.
- Articulaciones más sanas, menos dolorosas y con mayor rango de movilidad.
-
Incremento de la función del sistema inmune.
-
Aspecto juvenil.
Estos son los beneficios potenciales del ácido hialurónico. El ácido hialurónico es una molécula esencial que nuestro organismo sintetiza en cantidades elevadas durante edades tempranas; esta síntesis decrece progresivamente con la edad.

 ¿Que es el Ácido hialurónico?
El ácido hialurónico fue utilizado inicialmente como fuente alimentaria En 1942.
Endre Balanzas presentó una patente para su uso como sustituto del huevo en los productos de panadería.
El ácido hialurónico puede encontrarse en prácticamente todos los seres vivos que poseen articulaciones y tejido conjuntivo. El cuerpo humano está formado en su mayor parte agua, por lo que es necesaria la existencia de mecanismos que mantengan el agua en las células y tejidos. Aquí es donde entra en acción el ácido hialurónico que, aunque tiene diversas funciones, una de las primordiales es mantener las moléculas de agua en las células y tejidos, proporcionando el medio que nuestro organismo necesita para el transporte molecular y otros muchosprocesos.
Durante el proceso del envejecimiento, nuestro organismo pierde la capacidad de retener el agua en las células y tejidos, dando lugar a la aparición de alteraciones articulares como la artritis. Aunque este es el síntoma más obvio de la reducción de los niveles de ácido hialurónico, en la piel también aparecen síntomas: las arrugas.
Algunas personas aceptarán el dolor articular y la reducción de la movilidad como una consecuencia natural del envejecimiento pero, seguramente realizaran todos los esfuerzos necesarios para combatir la aparición de las arrugas.

ACIDO HIALURONICO


3.3. - Yuzuri Hara - Ácido hialurónico - Longevidad
En nuestra búsqueda de ayudas para aumentar la longevidad y la vitalidad, la
cadena de televisión ABC emitió el documental:
‘El pueblo de larga vida: ¿podría
ser el Ácido hialurónico un remedio contra el envejecimiento?
s a este  prGraciaograma se tomo conciencia de la existencia del Ácido hialurónico. Se basa en un pueblo japonés en el que un número desproporcionado de habitantes tienen 90 o más años de edad. Estos habitantes viven más y tienen mayor energía y vitalidad que la media norteamericana a los 50 años de edad. Una elevada proporción de estos ancianos es increíblemente sana, vital y fuerte, hasta el punto de poder realizar diariamente trabajos en el campo y terminar tareas  laboriosas. ¿Cuál es el secreto? La Dieta.
Al indagar en sus hábitos, se ha visto que su dieta tradicional incluye tubérculos y  almidones de elevado contenido nutricional, alimentos que mejoran la síntesis natural de Ácido hialurónico por parte del organismo.
 Al elevar la concentración de ácido hialurónico en el organismo, la piel retiene la humedad, manteniendo una
apariencia joven y libre de arrugas. Por otro lado, estos habitantes presentan pocas alteraciones de la visión, sus ojos son brillantes y sanos, a pesar de realizar su trabajo al aire libre y bajo el sol. Hay que mencionar que en este pueblo es poco frecuente encontrar personas muy fumadoras, factor que es bien conocido que acelera el proceso de envejecimiento debido a la producción de radicales libres. El 10% de los habitantes de Yuzuri Hara tienen una edad por encima de 85 años, cifra 10 veces superior a la media en Estados Unidos. Las personas ancianas de Yuzuri Hara viven más y viven en salud, de modo que visitan al médico en raras ocasiones, y también en raras ocasiones tienen enfermedades degenerativas crónicas, tan frecuentes en Estados Unidos (cáncer, enfermedad de Alzheimer y diabetes).
Este descubrimiento, ampliamente publicado, motivó que una empresa farmacéutica japonesa desarrollase los primeros comprimidos de Ácido hialurónico.
3.4. - El Ácido hialurónico y las enfermedades del tejido conjuntivo Una de las funciones del tejido conjuntivo es lubricar y proteger nuestras articulaciones. También interviene en la conexión entre la piel y los tejidos de soporte del cuerpo.
Durante nuestra juventud, la piel es elástica y las arrugas son insignificantes porque los niveles de Ácido hialurónico son lo suficientemente elevados como para mantener niveles de agua adecuados en nuestras células y tejidos.
Cuando los niveles de Ácido hialurónico son demasiado bajos, aparecen alteraciones típicas en el tejido conjuntivo y que incluyen:
-
Alteración de la articulación témporo-mandibular (ATM)
-
Queratoconos
-
Prolapso de la válvula mistral
-

Y pueden influir en numerososprocesos.
Actualmente, conocemos muchas de las propiedades del Ácido hialurónico y sus funciones específicas en el organismo

El Ácido hialurónico es osteoartritis
Las propiedades de Ácido hialurónico son amplias  un mucopolisacárido que se sintetiza y se utiliza
como lubricante en las articulaciones. Se encuentra en cantidades importantes en todo el organismo, especialmente en la juventud pero estas cantidades se reducen significativamente durante el proceso de envejecimiento.
Cuando está presente en una articulación, incluso aunque el cartílago sea mínimo o no exista, el Ácido hialurónico protege, reduciendo el daño y  manteniendo una función articular normal. Una de las propiedades del Ácido hialurónico es su capacidad de absorber 3000 veces su peso en agua.  Por sus efectos lubricantes y protectores, los estudios en animales han dado como resultado que el ácido hialurónico posee unos efectos potencialmente modificadores de algunos trastornos y se ha revelado como un posible tratamiento para la artritis reumatoide y la osteoartritis.
Nuevas investigaciones han demostrado que el Ácido hialurónico puede
estimular el sistema inmune, activar los glóbulos blancos y controlar la migración celular.
 Estas investigaciones indican que el Ácido hialurónico podría reducir la necesidad del tratamiento con antibióticos.
Adicionalmente, el Ácido hialurónico reduce la proliferación de varias
cepas bacterianas, y que puede reducir la incidencia de bronquitis crónica.
Como resultado de su propiedad primaria de retener agua, el Ácido
hialurónico se utiliza actualmente en cosméticos como el maquillaje y las cremas hidratantes para ayudar a mantener el agua en la piel y reducir la aparición de arrugas.
El Ácido Hialurónico también se ha utilizado durante la cirugía de las
cataratas para proteger el endotelio de la córnea durante la recuperación en el periodo postoperatorio.

- El Ácido hialurónico y el tejido conjuntivo
El tejido conjuntivo mantiene unidas todas y cada una de las partes que conformannuestro organismo. Sujeta y rodea a la mayoría de órganos internos y también interviene en la distribución de nutrientes a los diferentes tejidos y órganos. Hay una elevada cantidad de tejido conjuntivo en nuestro organismo. Cartílagos, huesos y sangre se consideran como formas especializadas de tejido conjuntivo,
proporcionando una idea de la variedad de formas que puede llegar a tomar.
El tejido conjuntivo también se encuentra entre las células que modelan nuestro organismo.
Da consistencia, forma y fortaleza a nuestros tejidos.
 El Ácido hialurónico es un componente importante del tejido conjuntivo y puede compararse con la argamasa que mantiene unidos a los ladrillos de una pared. Como la argamasa, compuesta por varios materiales (cemento, arena, agua), sin el Ácido hialurónico, el tejido conjuntivo se vería seriamente dañado y no podría realizar su función adecuadamente.
Como se puede observar, el tejido conjuntivo interviene en algo más que en el mantenimiento de la piel. De forma directa o indirectamente, el tejido conjuntivo es esencial para el correcto funcionamiento de prácticamente todas las partes de nuestro organismo, desde la cicatrización de heridas, formación de la piel y función articular.

ACIDO HIALURONICO
Las alteraciones del tejido conjuntivo por anormalidades del Ácido hialurónico
incluyen: síndrome de Ehlers-Danlos, síndrome de Marfan, osteogénesis imperfecta
y síndrome de Stickler. Aunque estas alteraciones específicas son consecuencia de
alteraciones genéticas (afectan a determinadas familias) son solo un ejemplo de las
alteraciones del tejido conjuntivo. En los estudios de las alteraciones del tejido
conjuntivo en las que se examina el Ácido hialurónico, los niveles del mismo son
siempre anormales.
Otras alteraciones del tejido conjuntivo incluyen:
Anormalidades de las válvulas cardiacas, como el prolapso de la válvula mistral
Inestabilidad articular
Contracción muscular incontrolada o espástica
Osteoartritis
ATM
Acrogeria (envejecimiento prematuro de la piel)
Fibromialgia
Síndromes de envejecimiento prematuro
Glaucoma
Desprendimiento de retina
Formación esquelética anormal o hipermovilidad

Existen numerosos factores que pueden alterar los niveles de Ácido hialurónico. Los factores genéticos juegan su papel, pero estudios recientes revelan que los factores ambientales y nutricionales también tienen un gran impacto, incluyendo los niveles de magnesio y de zinc.
Los niveles bajos de magnesio y de zinc también están implicados en otros trastornos como alteraciones de la cicatrización y el prolapso de la válvula mitral. Hay una elevada probabilidad de que estas deficiencias de minerales afecten directa o indirectamente la producción de Ácido hialurónico. ¿Cuales son los resultados de los estudios sobre la relación entre las deficiencias de zinc y magnesio y el Ácido hialurónico?
El Ácido hialurónico está anormalmente elevado en el tejido cutáneo de  cerdos con deficiencia de zinc. Aunque podría parecer un efecto positivo, se traduce en dermatitis.
El magnesio es necesario para la síntesis de Ácido hialurónico. Los  suplementos de magnesio son un tratamiento establecido para los síntomas de las alteraciones del tejido conjuntivo, como la fibromialgia, el prolapso de
la válvula mistral y las contracturas.
La vitamina C puede degradar el Ácido hialurónico. Cantidades elevadas de
vitamina C pueden reducir el peso molecular del Ácido hialurónico en dos tercios, reduciendo su eficacia como molécula de retención de agua y su capacidad de actuar como lubricante articular.
La terapia sustitutiva con estrógenos incrementa la actividad del Ácido
hialurónico. En algunos estudios experimentales, los estrógenos incrementan la actividad de los fibroblastos y el contenido de agua, Ácido hialurónico y colágeno de la piel, este es el motivo de la prescripción de estrógenos, para proteger los tejidos susceptibles en mujeres menopaúsicas. Adicionalmente, los estrógenos incrementan la eficacia en la utilización de nutrientes como el
ACIDO HIALURONICO

magnesio y el zinc, los mismos nutrientes que se sabe que afectan los niveles de Ácido hialurónico.
El consumo de tabaco degrada las moléculas de Ácido hialurónico. Fumar
reduce la longitud de la cadena del Ácido hialurónico purificado y reduce la viscosidad de los proteoglicanos expuestos a este Ácido hialurónico alterado. Con todo ello se afecta intensamente sus propiedades lubricantes y
protectoras.
En un estudio en ratas, el recambio y metabolismo del Ácido hialurónico se
vieron afectados por la edad, la composición de la dieta y la ingesta calórica.
La restricción calórica mantiene los niveles de Ácido hialurónico similares a aquellos de las ratas más jóvenes. Los niveles de Ácido hialurónico en las articulaciones se vieron reducidos al incrementar la ingesta calórica. Los niveles de Ácido hialurónico también se evaluaron en ratas alimentadas con una dieta semisintética en la que la fuente de proteínas era caseína hidrolizada. Los niveles de Ácido hialurónico en estos animales eran 2.3 veces superiores a los de ratas de la misma edad pero alimentadas con una dieta normal, además estos niveles no eran significativamente diferentes entre los animales jóvenes y los animales de más edad.
Los resultados positivos de la restricción calórica en este estudio en
animales, podrían indicar que la dieta puede afectar los niveles de Ácido hialurónico también en humanos. En otro estudio en animales, se observó que los niveles de Ácido hialurónico en el cerebelo (tejido cerebral) se ven afectados por la deficiencia de funcionamiento de la glándula tiroides, el tratamiento con tiroxina y la desnutrición.
La variación en los niveles de Ácido hialurónico se hace evidente con la
reducción del número de células cerebrales presentes en ratas con desnutrición o con la alteración en la maduración celular (maduración celular acelerada en ratas tratadas con tiroxina y enlentecida en ratas con déficit de tiroxina). En este estudio se observo una reducción en el desarrollo de las células cerebrales y una pérdida del agua tisular, asociado a la falta de Ácido
hialurónico en los tejidos circundantes, todo ello como resultado de la existencia de unos niveles anormalmente reducidos de tiroxina y desnutrición.
Los resultados de estudios en animales hacen evidente que la nutrición
inadecuada durante periodos prolongados de tiempo afecta de forma importante la formación de colágeno. Estas disfunciones en la formación y concentración del colágeno se encuentran en muchas de las alteraciones del tejido conjuntivo. No está claro si se trata de un efecto directo de la falta de magnesio o de zinc en la dieta. Aunque se sabe que la deficiencia de ambos afecta directamente la síntesis de Ácido hialurónico, se desconoce si otros nutrientes pueden afectar a la deficiencia de Ácido hialurónico.
Las bacterias de las familias ‘strep’ y ‘staph’ producen una enzima
denominada hialuronidasa, que degrada el Ácido hialurónico, creando el punto de entrada de las bacterias en el organismo. Esto podría explicar la hipermovilidad articular o el desarrollo de alteraciones cardiacas como el prolapso de la válvula mitral, tras enfermedades producidas por estas bacterias, como por ejemplo la fiebre reumática.

ACIDO HIALURONICO

Si animales genéticamente similares a los humanos como las ratas pueden
tener niveles reducidos de colágeno y anormalidades en el Ácido hialurónico como resultado de la dieta, sería razonable considerar la dieta como un factor causante de las anormalidades del Ácido hialurónico también en humanos.
Un punto a considerar es que el contenido en minerales de nuestros suelos se ha reducido intensamente, de modo que se considera que este contenido será prácticamente inexistente dentro de unos 70 años. No se pueden obtener minerales
de alimentos cultivados en suelos carentes de ellos, por lo que es indudable que la deficiencia de zinc y magnesio afecta a la población occidental. Este podría ser uno de los factores que contribuyen a la reducción de la síntesis de Ácido hialurónico durante el envejecimiento.

4. - Ácido Hialurónico y Osteoartritis

La osteoartritis afectaría de manera generalizada a la población, si se viviera lo
suficiente. Esta enfermedad degenerativa articular es la forma más común de
artritis. Aunque fundamentalmente afecta a personas ancianas, también puede presentarse en personas jóvenes.

El síntoma más común es el fallo en la función del
 cartílago siendo el método  diagnóstico la radiografía simple. Es importante considerar que cualquier tipo de
radiación, tanto incidental como terapéutica, lleva asociado el riesgo de la
formación de radicales libres y el propio daño derivado de la radiación y este no es la única debilidad, ya que además, hay alteraciones articulares no visibles en la aproximadamente 3 años desde su inicio, por tanto perdemos un periodo de tiempo   radiografía simple. Las alteraciones articulares son visibles cuando han pasado

muy amplio antes de poder establecer medidas terapéuticas.
Las pruebas diagnósticas basadas en el reconocimiento de biomarcadores, pueden contribuir en la identificación de los signos incipientes de la enfermedad, en la detección de la progresión de la enfermedad y en la evaluación de la respuesta al tratamiento. Los niveles plasmáticos de Ácido hialurónico se han estudiado como signos potenciales de la presencia y severidad de la osteoartritis.
4.1.- Osteoartritis. Estudio del condado de
Johnson
El estudio del condado de
Johnson incluyó 753 participantes y en él se examinaron
varios factores relacionados con el Ácido hialurónico sérico como la evidencia radiológica de osteoartritis, la edad, el género, la raza y el índice de masa corporal (IMC).
Se evaluaron enfermedades concomitantes como medida de los niveles de Ácido hialurónico, incluyendo alteraciones circulatorias, cáncer, gota, elevación de la presión sanguínea, diabetes y artritis reumatoide. Joanne Jordan, MPH, MD, y sus colaboradores de las Universidades de Carolina del
Norte, Chapel Hill y Duke, observaron la existencia de una potente correlación entre los niveles de Ácido hialurónico sérico y el incremento de la severidad de la osteoartritis valorada mediante radiografías de rodilla y de cadera.
Independientemente de la severidad de la enfermedad, los niveles séricos de Ácido hialurónico fueron en general más elevados en los varones en comparación a las mujeres, y en población caucásica en comparación a población afro-americana.

ACIDO HIALURONICO
Únicamente se halló una asociación independiente entre gota y niveles séricos de
Ácido hialurónico, posiblemente como resultado de la inflamación severa y del daño articular causado por esta enfermedad.
Un aspecto sorprendente de este estudio es que el género y la etnia se relacionaron
con la síntesis de Ácido hialurónico y se concluyó que eran necesarios más estudios
para explorar esta asociación entre el género y la etnia y los niveles de Ácido hialurónico.

Investigación.

La mayoría de los estudios sobre el Ácido hialurónico se han realizado con las formas inyectables del mismo. En estos estudios, el Ácido hialurónico se inyecta  directamente en la articulación afectada con el objetivo de incrementar la movilidad y reducir el dolor. La mayoría de los estudios, aunque no todos, obtuvieron buenos resultados utilizando este método.
La osteoartritis de rodilla afecta a más del 10% de la población anciana. Esta alteración se trata frecuentemente con inyecciones intra-articulares de Ácido hialurónico. Se ha iniciado una revisión sistemática y un meta-análisis de los estudios aleatorios y controlados para evaluar la eficacia de este tratamiento.
Se han identificado 22 estudios diferentes y se han incluido en una revisión sistemática para evaluar la eficacia de la inyección de Ácido hialurónico en la articulación de la rodilla de pacientes afectados de osteoartritis. Se contemplan las siguientes medidas para cuantificar los síntomas: grado de dolor en reposo, grado de dolor durante el movimiento o inmediata mente tras el mismo, función articular y efectos secundarios. El resultado final fue que el grado de dolor en reposo mejoró   con la inyección de Ácido hialurónico.
A pesar de que la mejoría era evidente, el informe sugiere que la eficacia del Ácido hialurónico no ha sido probada clínicamente y concluye que se necesitan más estudios para identificar completamente los beneficios y riesgos de la inyección intra-articular de Ácido hialurónico.
Otros estudios han obtenido resultados diferentes.
En un estudio, se evaluó la administración de inyecciones de Ácido hialurónico a pacientes sin experiencia previa con este tratamiento. Los pacientes recibieron series de tres inyecciones durante un periodo de tres semanas. Los resultados   fueron diferentes a los obtenidos en estudios previos ya que los investigadores
concluyeron que las inyecciones de Ácido hialurónico fueron muy eficaces en la reducción del dolor artrítico global y fueron altamente efectivas en el alivio del dolor  en reposo y del dolor al caminar, todo ello tras la administración de dos series de tratamiento. Además, los pacientes mostraron satisfacción con la terapia y experimentaron menos efectos adversos locales. También se observó un menor uso de otras medidas analgésicas, incluyendo la terapia farmacológica. Por tanto, estos
datos avalan la utilización intra-articular de Ácido hialurónico como opción terapéutica eficaz a largo plazo para pacientes con osteoartritis de rodilla. Este estudio mostró los beneficios del tratamiento a lo largo de un periodo de seis meses.
En otro estudio se evaluó la eficacia y la tolerancia al tratamiento con cinco inyecciones de Ácido hialurónico administrado a intervalos de una semana en pacientes con osteoartritis de rodilla de intensidad leve a moderada. Este estudio fue doble ciego, de 18 semanas de duración y se administraron cinco inyecciones a

ÁCIDO HIALURONICO

intervalos de una semana. Los efectos de las inyecciones se evaluaron durante las
13 semanas siguientes.
Un total de 240 pacientes recibieron inyecciones de 25 miligramos de Ácido
hialurónico o de placebo. De estos 240 pacientes, se incluyeron 223 en el análisis
final. El grupo de pacientes tratados con Ácido hialurónico presentaron resultados
significativamente diferentes a los presentados por los pacientes que habían recibido placebo.
Se obtuvieron mejorías significativas en el dolor y en la rigidez, aunque estas mejorías no se hicieron evidentes hasta que se completaron las series deinyecciones.
En este estudio no se observaron efectos secundarios severos como consecuencia de la inyección de Ácido hialurónico.
Los resultados de otro estudio mostraron que las inyecciones de Ácido hialurónico
son tan eficaces como el ejercicio físico en el incremento de la movilidad articular.
Este estudio fue diseñado para determinar la mejoría inducida por el Ácido hialurónico o por el ejercicio progresivo en la movilidad de la rodilla en pacientes con osteoartritis en esta localización.
En este estudio, 105 pacientes con aproximadamente el mismo grado de
osteoartritis de rodilla, recibieron tres inyecciones intra-articulares de Ácido
hialurónico durante tres semanas o practicaron ejercicio físico y rehabilitación durante seis semanas. Los efectos de ambas terapias se evaluaron tras 18 meses.
Se obtuvieron pequeñas diferencias entre los dos grupos de pacientes, con una mejora sustancial en ambos grupos incluso después de 18 meses. En este estudio únicamente se evaluó la movilidad articular, no se incluyeron medidas de alivio del dolor.
Aunque el ejercicio físico incrementa la movilidad articular, puede haber dolor; los  pacientes tratados con Ácido hialurónico presentan incremento de la movilidad articular como resultado de una reducción del dolor al movimiento, permitiendo el incremento de la movilidad de una manera natural.
En otro estudio se reportó que las inyecciones de Ácido hialurónico dieron mejores resultados en pacientes con formas leves de osteoartritis y en aquellos que iniciaron el tratamiento de manera temprana en la progresión de la enfermedad.
Cuanto más tarde se inicia el tratamiento con las inyecciones y cuanto más avanzada está
la enfermedad, menos eficaz es la terapéutica con Ácido hialurónico.
El objetivo del estudio siguiente fue investigar los cambios estructurales, cuantificados mediante el estrechamiento del espacio articular de la rodilla, durante el tratamiento con inyecciones de Ácido hialurónico de peso molecular 500-730 kilodaltons.
A medida que avanza la osteoartritis, el espacio articular se estrecha, hasta que el hueso se apoya sobre el hueso opuesto, sin cartílago protector.
El mencionado estudio a doble ciego y con placebo controlado, incluyó la administración de inyecciones semanales de Ácido hialurónico o placebo durante tres semanas. Se permitió el uso de fármacos analgésicos. La única medida de éxito o fallo del tratamiento fue la amplitud o reducción del espacio articular. Se controlaron un total de 408 pacientes, de los que 319 completaron elestudio de 1 año.

ÁCIDO HIALURONICO
eficaz de alguna manera.
Los resultados mostraron que en los pacientes que radiológicamente presentaban mayor severidad de la enfermedad, no se obtuvieron diferencias en la medida del estrechamiento del espacio articular entre tratamientos.
Aunque en este estudio de un año de duración no se valoró el efecto global del tratamiento, aquellos pacientes con enfermedad radiológicamente más leve al inicio
del tratamiento, presentaron menor progresión en el estrechamiento del espacio articular cuando recibieron tratamiento con Ácido hialurónico.
En otro estudio participaron 210 pacientes de 65 o más años de edad con osteoartritis de rodilla que fueron tratados con tres inyecciones a la semana durante tres semanas. Se utilizaron dos productos diferentes conteniendo Ácido hialurónico y placebo; como medida primaria de eficacia del tratamiento se utilizó el dolor en bipedestación. Las inyecciones intra-articulares dieron como resultado reducciones significativas del dolor en bipedestación, así como del dolor enreposo y del máximo dolor tras 26 semanas.
No se obtuvieron diferencias significativas entre los grupos de tratamiento durante
las primeras 26 semanas. Incluso la inyección de placebo fue

Los pacientes con osteoartritis de rodilla tratados con inyecciones intra-articulares con los dos productos de Ácido Hialurónico o con placebo, mostraron mejorías
clínicas durante las primeras 26 semanas de tratamiento, y ninguna preparación
conteniendo principio activo mostró mayor duración del beneficio clínico en comparación al placebo. Sin embargo, cuando se analizaron conjuntamente los dos preparados de Ácido hialurónico, se obtuvo una duración del beneficio clínico significativamente superior en los pacientes tratados con Ácido hialurónico  en comparación a aquellos tratados con placebo, indicando que hay una diferencia en la eficacia del tratamiento entre los dos productos conteniendo Ácido hialurónicque fueron estudiados.
Un estudio clínico recientemente publicado en
The federation of American Societies
for Experimental Biology Journal
confirma que el colágeno tipo II hidrolizado
combinado con Ácido hialurónico es seguro y eficaz en el alivio del dolor y del entumecimiento asociado a la osteoartritis, proporcionando beneficios globales sobre las articulaciones en adultos.
Durante los últimos años se ha trabajado con el objetivo de hallar una formulación de Ácido hialurónico fácilmente absorbible por vía oral o tópica. Parecía que el Ácido
hialurónico tenía una absorción errática a través de la piel o del tracto gastrointestinal, aunque nuevos estudios reportan que se dispone de una forma oral con buena absorción y biodisponibilidad demostrada en voluntarios sanos.
Hasta ahora, únicamente se disponía del colágeno regular o nativo (no predigerid pero que contiene Ácido hialurónico) que está compuesto por moléculas demasiado grandes para ser absorbidas.
La clave para incrementar la absorción es reducir el peso molecular del colágeno y del Ácido hialurónico. Reduciendo el peso molecular entre 1500 y 2500 daltons se incrementa la absorción y la biodisponibilidad de una manera relevante.
En un estudio se determinó el porcentaje y la magnitud de la absorción y biodisponibilidad del Ácido hialurónico con peso molecular reducido, y se demostró claramente que esta forma particular tiene las características necesarias para pasar
con facilidad de la sangre a los tejidos.

ACIDO HIALURONICO

Se publicaron los resultados de nuevos estudios llevados a cabo por la
Federation of
American Societies for Experimental Biology
, en los que se demuestra la presencia
de hialurano marcado en las articulaciones tras su administración oral. El Dr. Alex
Schauss, director del  American Institute for Biosocial and medical Research, presentó estos hallazgos en la conferencia
Experimental Biology en 2004. El estudio
demuestra que el Ácido hialurónico puede ser absorbido eficazmente a través del intestino y pasar a la sangre en cantidades sustanciales.
Los datos proporcionados por estas investigaciones confirman que el Ácido hialurónico puede ser absorbido tras la administración oral, por lo que los complementos alimentarios de Ácido hialurónico pueden ser introducidos en casos de artritis y como agente antiarrugas.
Los resultados de estudios en los que se evalúa la absorción, excreción y distribución de Ácido hialurónico marcado tras la administración de dosis únicas orales a ratas Wistar genéticamente modificadas y a perros beagle indican que el
Ácido hialurónico es absorbido y distribuido a los órganos y articulaciones tras sadministración oral única.

6. - Ácido Hialurónico Tópico

Recientemente, se ha aprobado la combinación de 3% de diclofenaco y 2.5% de
Ácido hialurónico para su uso en Estados Unidos, Europa y Canadá para el
tratamiento de la queratosis actínica, que es la tercera alteración cutánea más común en Estados Unidos.
La queratosis actínica puede ser el primer paso al desarrollo de un cáncer cutáneo.
Se estima que más de un 10% de las lesiones activas, progresarán a cáncer cutáneo de células escamosas.
 Estos cánceres normalmente no son  para la vida ya que se detectan y se tratan en estadios tempranos. Sin embargo, si la alteración no es detectada de forma temprana, las lesiones pueden sangrar, ulcerarse, infectarse e invadir los tejidos circundantes. En el 3% de las ocasiones, las células cancerosas pueden crear metastasis y extenderse a órganos internos.
 -

 Hidratación y Ácido Hialurónico

Un punto importante a recordar es que el Ácido hialurónico es hidrofílico. Puede captar hasta 3000 veces su propio peso en agua, actuando como lubricante y protector de las articulaciones y del colágeno. Obviamente, en caso de deshidratación, el Ácido hialurónico no ejercerá esta función ya que requiere la presencia de agua. Es importante que se aporte agua, por tanto es importante   beber agua en cantidad suficiente; se aconseja ingerir el doble de nuestro peso en onzas. Si una persona pesa 150 libras, debe ingerir un mínimo de 75 onzas de agua al día, preferentemente con el estómago vacío (entre comidas). Esta cantidad se debe incrementar en situaciones como clima seco, práctica de ejercicio físico regular o ingesta de más de una taza de café o lata de refresco al día.
ACIDO HIALURONICO

CONCLUSIÓN


El Ácido hialurónico es un aliado valioso en el tratamiento de numerosas
alteraciones, desde la artritis a las enfermedades cutáneas. El hecho de que induzca pocos o ningún efecto secundario y sus efectos terapéuticos a largo plazo lo hacen muy adecuado para su empleo en terapéutica. El uso de productos sintetizados de manera natural por nuestro organismo (sustancias ortomoleculares) minimiza el riesgo de efectos secundarios.
La población cada vez está más concienciada a no tratar los síntomas tras su aparición sino a atacarlos de raíz proporcionando los nutrientes que nuestro organismo necesita. Así es como nuestro organismo funciona cada día sin intervención consciente. La ingesta de agua, una dieta sana, la práctica de ejercicio físico regular y una actitud emocional positiva como suplemento. La palabra suplemento lo dice todo: se menciona como suplemento un estilo de vida saludable.

Ácido Hialuronico Control de la Osteoartritis y del Dolor Articular.
Hoy en día se hace evidente la preocupación sobre el deterioro asociado a la edad,
el dolor articular, la dificultad al caminar, así como la aparición de signos cutáneos
de envejecimiento como las arrugas. Ahora se dispone de un suplemento que
puede tomarse por vía oral, administrarse por vía tópica o ser inyectado
directamente en las articulaciones, ayudando a revertir el avance del envejecimiento. El Ácido hialurónico, sustancia natural sintetizada por el organismo y distribuida por todo nuestro tejido conjuntivo, puede absorber hasta 3000 veces
su propio peso en agua, permitiendo la hidratación y protección de las articulaciones, con el valor sobreañadido de hidratar el colágeno de nuestra pie suavizando las arrugas. Con el Ácido hialurónico de tu lado, ingiere agua y deja a la naturaleza seguir su curso.









Publicar un comentario