Google+ Followers

lunes, 8 de abril de 2013

EL ARTE DE CURAR ES CUETIÓN DE TEMPERATURAS Y NO DE MEDICAMENTOS.

Como todo ser viviente, el hombre forma parte de la naturaleza, de aqui que las mismas leyes que dirigen el movimiento de los astros, la vida vegetal y el instinto animal
sean las que rigen las actividades orgánicas  de nuestro cuerpo.

      Toda actividad orgánica es respetable por que siempre tiene una finalidad defensiva de la salud y la vida del cuerpo.
La naturaleza jamás se equivoca, si hay dolores , fiebre, catarros, ataques nerviosos, epilepticos tumores, o cualquier otra cosa.Todas estas actividades revelan la defensa orgánica.
    
        Asi pues es un error combatir sintomas como los apuntados por que con ellos se bloquean las defensas naturales del cuerpo.
Lo lógico y científico es buscar la causa para eliminar los sintomas.
  
      El objetivo no es curar , sino normalizar colocando al cuerpo en equilibrio .

La salud es cuestión de temperatura y no de medicamentos o cirugia, el mejor remedio es una buena digestión , pues con ella el individuo elabora sangre pura , que es el elemento vital del cuerpo.

     Descongestionar y purificar son los objetivos que deben guiar la accion del médico en todo caso.
En cualquier caso el agente curativo es la propia fuerza vital  del sujeto.


PARASITOS Y MICROBIOS

La teoria de infección microbiana.
                   
                        La inmundicia que enferma al hombre no  entra a su cuerpo por obra de los microbios que vienen de fuera , sino que se elabora en la putrefacción intestinal de su vientre, esos productos de corrupción son los que dejan en su cuerpo la infección e impurifican su sangre.

No nos alimentamos de lo que comemos sino de lo que digerimos y la digestión es una fermentación  microbiana de los alimentos, que solo puede ser beneficiosa cundo se desarrolla a 37 grados  centigrados.

Los microbios virulentos se desarrollan todos a una temperatura superior a los 37 grados centigrados, por lo tanto
ello supone la putrefacción de materias orgánicas en nuestro organismo.
Toda infección microbiana desaparecerá mediante el refrescamiento del interior del vientre del enfermo y la actividad depuradora  de su piel, riñones e intestino.
Al evitar las putrefacciones intestinales, tambien se evitaran las infecciones microbianas.

Una alimentación adecuada como, frutas frescas y verduras de temporada, sin excesos de proteinas de origen animal y sin condimentos como colorantes y conservantes y una buena evacuación diaria dependiendo de la ingesta alimentaria.

Un equilibrio mental adecuado en paz consigo mismo y con lo que lo rodea, el hombre no tendria serias enfermedades.


Publicar un comentario