Google+ Followers

miércoles, 12 de junio de 2013

La piel segun la medicina china

                      LA PIEL


En Medicina China, la piel es un reflejo del pulmón, de su energía, que se considera una energía relacionada con el tiempo, con el pasado, con nuestra historia terrenal o la de nuestros ancestros. Una pena silenciosa, una pena prolongada en el tiempo, heredada de nuestros padres, se puede reflejar en nuestra piel, como una forma de limpieza de nuestro cuerpo, que de esa manera busca encontrar un equilibrio energético adecuado.
Los pilares fisiológicos de la tradición china a la hora de abordar una patología de la PIEL son básicos, todo el territorio de la piel está sujeta según la tradición al elemento metal, de tal forma que este metal puede ser alterado frecuentemente por dos factores principales uno es el Frío que daña al metal es decir al PULMON, pues para la tradición el Pulmón pertenece al metal, cuando el pulmón es atacado por el frío este no va a nutrir adecuadamente a la piel, La PIEL ES NUTRIDA POR EL PULMON.
Otro factor además del frío sería los procesos emocionales que estarían en la esfera del FUEGO y como bien podemos observar el FUEGO es el elemento que funde el Metal, si estas emociones son muy intensas pueden dañar al metal y en consecuencia a la PIEL. De hecho en multitud de paciente psoriasicos hemos podido apreciar un gran componente emocional como generador y mantenedor de dicha patología.
Cada patología debe ser analizada individualmente, pero la mejoría es sostenida y puede hacer desparecer una enfermedad llamada crónica en Dermatología.

manifestaciones de sus desequilibrios.
·      

La piel. Etiofisiopatología en Medicina China.


La piel y su relación con el Wei Qí.

El Qí, siendo una de las sustancias fundamentales, mantiene las actividades vitales del organismo. El conepto de Qí es muy amplio pero comprende dos diferentes aspectos:
  1. Sustancia refinada que fluye por el cuerpo.
  2. Función de los Órganos.
Es por todo lo relatado anteriormente que la salud de la piel está íntimamente relacionada con la fuerza del Wei Qí y la susceptibilidad al ataque externo. Por tanto si el Wei Qí es abundante la piel será suave, firme y no podrá ser atacada por los Factores Patógenos Externos. Si el Wei Qí es deficiente la piel estará seca, el pelo será débil y quebradizo, los músculos no serán firmes y los Factores Patógenos Externos con facilidad podrán atacar y penetrar.

 

Relaciones entre la piel y los Zangfu.·       Corazón. Controla los Vasos Sanguíneos y tiene su reflejo en la cara. Por ejemplo, una deficiencia del Qí de Corazón se puede manifestar con un color azulado o palidez facia

 


 formas de manifestación en la piel del estado de los Zangfu. Esta relación se conoce como dermatomas asociados  los meridianos. Es decir, cada meridiano tiene asociada una zona de la piel donde se hacen posibles las manifestaciones de sus desequilibrios.

·       Dermatoma Taiyang. Se distribuye por la parte posterior y externa del cuerpo, siguiendo los recorridos de los meridianos de Intestino Delgado y Vejiga.
·       Dermatoma Shaoyang. Se distribuye por los lados del cuerpo, manifestando el estado de los meridianos de Sanjiao y Vesícula Biliar.
·       Dermatoma Yangming. Se distribuye por la parte anterior y externa del cuerpo, acompañando el recorrido de los meridianos de Estómago e Intestino Grueso.
·       Dermatoma Taiyin. Se extien

LaAunque esta sustancia está presente en cada parte del cuerpo, el Qí recibe nombres distintos dependiendo de su localización. Algunos ejemplos sería el Qí llamado Zong Qí que se origina en la zona pectoral, Yuan Qí al que reside en el Riñón, Ying Qí que circula por los Vasos Sanguíneos o Wei Qí al que circula entre la piel y los músculos. Es este último el Qí que más relacionado está con la piel. Podemos resumir en tres puntos las principales funciones de este tipo de Qí.

  1. Proteger la parte superficial del cuerpo contra los Factores Patógenos Externos.
  2. Calentar el cuerpo y nutrir los Órganos, piel, pelo y músculos.
  3. Regular la apertura y cierre de los poros para controlar la secreción de sudor y la temperatura corporal.
Es por todo lo relatado anteriormente que la salud de la piel está íntimamente relacionada con la fuerza del Wei Qí y la susceptibilidad al ataque externo. Por tanto si el Wei Qí es abundante la piel será suave, firme y no podrá ser atacada por los Factores Patógenos Externos. Si el Wei Qí es deficiente la piel estará seca, el pelo será débil y quebradizo, los músculos no serán firmes y los Factores Patógenos Externos con facilidad podrán atacar y penetrar.

Relaciones entre la piel y los Zangfu.
·Corazón. Controla los Vasos Sanguíneos y tiene su reflejo en la cara. Por ejemplo, una deficiencia del Qí de Corazón se puede manifestar con un color azulado o palidez facial.
·  Hígado. Controla los Tendones. Su condición se puede reflejar en los dedos de las manos y de los pies, y en las uñas. Si la Sangre de Hígado es insuficiente, los tendones se manifestarán débiles y las uñas frágiles y quebradizas.
·       Bazo. Su condición se refleja en los labios. Cuando el Qí de Bazo es insuficiente, los labios pueden ser pálidos, marchitos o incluso amarillentos.
·       Pulmón. Controla la parte superficial del cuerpo, piel y pelo corporal, incluyendo los poros. Cuando las funciones de dispersión de las sustancias nutritivas es correcta, los tejidos, la piel y los músculos están nutridos y fuertes. Esto conlleva una resistencia elevada ante el ataque de los Factores Patógenos Externos. Si el Qí de Pulmón es insuficiente y no puede dispersar correctamente el Wei Qí, el organismo será vulnerable a los ataques externos.
·  Riñón. Su condición se refleja en el cuero cabelludo. El crecimiento o caída, brillo o deslustre del pelo depende de la abundancia de Jing. Cuando el Jing decae, el pelo cae en más cantidad o encanece.

Relación entre la piel y los meridianos y colaterales.

La principal función de los meridianos y colaterales es transportar el Qí y la Sangre conectando el interior y el exterior. Esto hace que la relación con la piel se muy importante, siendo una de las principales formas de manifestación en la piel del estado de los Zangfu. Esta relación se conoce como dermatomas asociados a los meridianos. Es decir, cada meridiano tiene asociada una zona de la piel donde se hacen posibles las manifestaciones de sus desequilibrios.
·       Dermatoma Taiyang. Se distribuye por la parte posterior y externa del cuerpo, siguiendo los recorridos de los meridianos de Intestino Delgado y Vejiga.
·       Dermatoma Shaoyang. Se distribuye por los lados del cuerpo, manifestando el estado de los meridianos de Sanjiao y Vesícula Biliar.
·       Dermatoma Yangming. Se distribuye por la parte anterior y externa del cuerpo, acompañando el recorrido de los meridianos de Estómago e Intestino Grueso.
·       Dermatoma Taiyin. Se extiende por la zona interna y anterior del cuerpo. Representa los meridianos de Bazo y Pulmón.
·       Dermatoma Shaoyin. Se extiende por la zona interna y posterior del cuerpo. Representa los meridianos de Riñón y Corazón.
·       Dermatoma Jueyin. Ocupa la parte interna, los órganos sexuales y el vértex de la cabeza. Representa a los meridianos de Pericardio e Hígado.

En resumen, el desequilibrio en cualquiera de los Zangfu puede manifestarse con enfermedades cutáneas que bien pueden aparecer en los territorios correspondientes.

Fuente: Practitioner´s register
Coleguio de acupuntores
de España.





Publicar un comentario