Google+ Followers

viernes, 5 de julio de 2013

Hongo infeccioso

CANDIDA ALBICA

Candiidsis intestinal






Cándida Albicans es un hongo que está presente en todos  nosotros.Se encuentra en las membranas superficiales y en las mucosas. En  cantidades pequeñas es indemne pero cuando su crecimiento aumenta drásticamente puede estar devastando su salud. Es considerada una de las enfermedades todavía no-reconocidas que más prevalece del hombre moderno.

En un cuerpo saludable la Cándida Albicans está en forma de levadura en nuestro organismo y está bajo control por las bacterias amistosas. Sin embargo, los antibióticos terapéuticos y los que se encuentran en las carnes que perturban el equilibrio delicado que existe en nuestros cuerpos.

Estos antibióticos reducen y debilitan  a las bacterias amistosas y permiten  a la Cándida florecer. Las píldoras anticonceptivos, la cortisona también perturban este equilibrio.

La Cándida se alimenta de azúcar, hidratos de carbono, comidas fermentadas como la cerveza, el vinagre y los embutidos.

El hongo Cándida suelta toxinas en el torrente sanguíneo que tiene un efecto devastador en el sistema nervioso y el sistema inmune.

Esto crea una variedad de síntomas como:

  • deseo de comida (dulces, bebidas alcohólicas, chocolate, etc.)
  • alergias excesivas
  • problemas vaginales
  • depresión
  • alergias a ciertos alimentos
  • cansancio extremo
  • migrañas
  • irritabilidad
  • falta de memoria
  • obesidad o pérdida de peso excesiva
  • gas e hinchazon abdominal
  • diarrea o estreñimiento
  • PMS- síndrome premenstrual
  • dolores de oídos
  • entumecimiento y dolor de articulaciones
  • mente nublada
  • y muchos otros.

La Cándida afecta al bienestar físico, mental y emocional.

Hoy la Cándida puede ser una de las primeras causas de enfermad y obesidad en EEUU porque crea una escalera de caracol de salud descendente.

Cuando la Cándida se adueña de nuestro cuerpo, nos pide de manera ansiosa hidratos de carbono y dulces lo que aún la alimenta más y consigue  proliferar de tal manera que agota al sistema inmunológico y crea toda una variedad de síntomas entre los que se puede encontrar el exceso de peso.

La infección de Cándida es difícil diagnosticar puesto que en forma de levadura está presente en cada uno de nosotros.

La manera mejor de determinar si usted está  afectado por este hongo es mirar su dieta y sus síntomas.
Si usted tiene la necesidad de comer azúcar, pan u otros hidratos de carbono, y  está experimentando cualquier otro síntoma o simplemente no se siente bien, las opciones de que usted está afectado por Cándida es muy elevada, por lo que tiene que considerar un  cambio en su dieta.

Básicamente, este cambio es comer verduras y proteínas como pescado y carnes biológicas, evitar los hidratos de carbono, azúcares, bebidas alcohólicas, las comidas fermentadas e incluso la fruta y zumos de frutas incluso aquellos que contienen fructosa, un azúcar de la fruta natural.

Deben usarse productos lácteos en cantidades pequeñas porque contienen lactosa, un azúcar de la leche. Siendo preferible en un primer paso no tomar estos productos.

Este cambio en la dieta no es tan simple como puede parecer porque los deseos por tomar azúcar e hidratos de carbono son sumamente fuertes.

Una vez usted se ha desenganchado del azúcar y de los hidratos de carbono durante unos días, empezará a sentirse de nuevo al mando.

Después de unos meses podrá introducir nuevamente las frutas frescas a su dieta. Deben comerse frutas exclusivamente con el estómago vacío. La fruta es muy fácil de digerir y se mueve rápidamente a través del cuerpo. Sin embargo, si se come con una comida más pesada como la proteína, grasa o almidón, la fruta dulce permanecerá en el estómago fermentando y creando una mala digestión.

Los fermentos de la fruta pueden entonces agravar el problema de la Cándida. Esto es por qué la Cándida se alimenta también de las vitaminas existentes en la fruta. Usted también puede añadir arroz integral a su dieta. Continúe evitando durante unos meses comidas que contengan levadura (como el pan, vino y cerveza) para mantener bajo control el crecimiento del hongo.


Un programa de suplementos herbarios y nutritivos es tan importante como el cambio en dieta.

Hay varios hongos naturales que inhiben a la Cándida Albicans y son muy útiles en su tratamiento.

Una vez la Cándida se limpia del organismo, el equilibrio de las bacterias amistosas puede restaurarse con acidophilus (en yoghurt y en suplementos).

Los beneficios de recobrar nuevamente la salud con un estilo de vida saludable son tremendos. Sus pensamientos vuelven a ser claros nuevamente, su cuerpo empieza a sentirse saludable y capaz para proceder con una vida feliz.

En el futuro, cuando usted vea que sus síntomas se repiten, se dará cuenta más rápidamente que su dieta y estilo de vida han de ser los apropiados para generar su propia salud y bienestar.

Un poco de Cándida es bueno ya que se encarga de comerse los restos de las digestiones. La Cándida albicans cuando nuestro organismo está sano se encuentra bajo el control de las bacterias amigas y del sistema inmunológico manteniendo un equilibrio estable en nuestro organismo.

Las infecciones severas pueden producir inflamación, rojez, y todos los síntomas ya explicados más arriba. Las infecciones de Cándida son difíciles de luchar. Y tener un sistema inmunológico fuerte es primordial para poder luchar contra la Cándida.

Las infecciones por Cándidas pueden causar vaginitis. Esto produce quemazón de los genitales externos e internos y a menudo un flujo blanquecino que puede  ser espeso.
Se recomienda utilizar ropa interior de algodón y aceite de Pompeya y baños vaginales con unas gotas de árbol de Té.
Dejar de utilizar antibióticos porque tienden a matar a todas las bacterias amigas que simbioticamente viven con nosotros y la Cándida se vuelve más virulenta y se desarrollarán infecciones recurrentes.

Si usa antibióticos, siempre tome un suplemento de probioticos. Los suplementos de lactobacillus tomados durante el uso de antibióticos pueden reducir el riesgo de vaginitis por Cándida tras la
Las drogas hormonales: los conceptivos Orales y los esteroides contribuyen a menudo a infecciones de Cándida.

El Embarazo, la Diabetes mellitus y la infección de HIV son asociados con un riesgo muy grande de padecer infecciones de Cándida.


Las alergias pueden causar vaginitis crónica o recurrente por Hongos y pueden ser resueltas evitando los alergenos y tratando las alergias.
 
Si nuestra dieta tiene un alto consumo de azúcares simples
y almidones ayuda a la proliferación de la Cándia.   en vulvovaginitis de Candida recurrente. 

Las mujeres que tienen una infección por hongos (o están predispuestas a tales infecciones) deben evitar comidas muy refinadas que son las que alimentan al hongo Cándida. También deben evitar azúcar refinado, frutas, zumos de fruta, hidratos de carbono refinados y alcohol.

Mejore su digestión  tomando proteínas. El ácido del estómago es una defensa importante contra los patógenos.
Un suplemento de ácido HCl  puede ser útil. Evite los antiácidos.

ANTIBIÓTICO NATURAL 

El consumo del dióxido de cloro ingerido  de  cuatro gotas +20 gotas de limón , dejar reposar durante 3 minutos  y tomar con agua, esta operación se realizara 4 veces al día, asta su total desaparición de la candidiasis, sera  necesario la dieta que se aconseja .
su efectividad es el 100%.

Publicar un comentario